LA MEDITACIÓN MELÓDICA: ¡Nunca antes fue tan sencillo y saludable meditar!


LA MEDITACIÓN MELÓDICA

 

La Meditación Melódica se realiza creando un tipo especial de música que nos permite conectarnos con el bienestar y la prosperidad para encontrar una nueva realidad, totalmente saludable.

Muy pocas personas tienen acceso a la música, desde la creatividad y la interpretación. La música es asumida como una forma de diversión y se centra, mayormente, en los medios y equipos electrónicos. Las creaciones musicales se orientan por los requerimientos comerciales y se limitan a copias de los diversos grupos y compositores. Las personas generalmente llevan a cabo sus actividades en ambientes donde la escucha de la música no es elegible y además está saturada de palabras con sentido negativo. Es por esto que se pierde la posibilidad de usar la música como un elemento que puede reducir el estrés y otras afecciones relacionadas con la parte emocional

.banner-1

Los grandes niveles de estrés en amplios sectores de la población, producidos por la conformación misma de los sistemas políticos, económicos y culturales, hace que las personas desarrollen muchas afecciones mentales y emocionales que a su vez somatizan en enfermedades y dolencias físicas. Todo esto lleva a disminuir los niveles de autoestima, suprimir los impulsos creativos y desconectar de lo natural, llevando a las personas hacia la involución y el malestar.

Pero este fenómeno de desconexión también abarca la creatividad musical cuyos motivos muchas veces son de índole personal. Las personas no acceden a la creación e interpretación por prejuicios como:  mal oído, voz de tarro, etc. Todo esto programado en sus subconscientes desde niños. A esto se suma el hecho real de que es difícil encontrar instrumentos musicales melódicos que puedan ser tocados por personas sin formación musical y pocas personas saben identificar la relación entre las emociones y la música, aspecto de suma importancia que generalmente pasa desapercibido.

Flautas de Amor brinda los elementos necesarios: técnicas e instrumentos, para proporcionar la posibilidad de crear la música como conexión al bienestar y la armonía interna y de nuestro entorno.

Con más de siete años de experiencia en la elaboración de la Flauta de Amor o Flauta Nativa Americana, tengo el orgullo de figurar como el único fabricante e instructor y circulo de flautas avalado por la World Flute Society, fuera de Estados Unidos, Nueva Zelanda y Canadá.
http://worldflutes.org/flute_makers
http://worldflutes.org/world_flute_instructors/
http://worldflutes.org/flute_circles_clubs_and_groups/
Con la experiencia de más de 1300 instrumentos vendidos a personas de 19 países; talleres y conferencias dictados en Bogotá, Cali y Armenia; además de mis 54 años de experiencia de vida, he llegado a formular una especial forma de sanación emocional que involucra una visión diferente a lo ya expresado acerca de los chakras, el ego, la PNL, la cuántica y otras cuestiones, a la que he llegado por mi propia experiencia por medio de crear música puramente melódica en escala pentatónica. A esta práctica la he llamado Meditación Melódica.

Pero ¿Qué es la Meditación Melódica?

La melodía es una sucesión armónica de diferentes notas musicales, está conectada con nuestro subconsciente ya que produce respuestas emocionales, también está conectada directamente con nuestro chakra corazón porque despierta en nosotros respuestas sentimentales, es decir sentimos y experimentamos sensaciones al recibir su energía ondulatoria.

A la gran mayoría de personas (per- sona = los que permiten el sonido) nos es muy difícil expresar la melodía pura, sin el uso del canto y la palabra. Los instrumentos musicales están polarizados, muy drásticamente: instrumentos melódicos complejos y difíciles de aprender e interpretar, son aquellos que producen la melodía: cualidad musical que transporta los sentimientos y emociones. Por otro lado, están los instrumentos musicales que son rítmicos, simples y fáciles de aprender e interpretar. Solo pueden producir ritmo, que no puede transportar e inducir sentimientos y emociones. El ritmo solo sube o baja la intensidad de la melodía.

He encontrado dos instrumentos musicales perfectos: complejos pero muy fáciles de aprender e interpretar. Son la Flauta de Amor y el Arpa de Ensueño. Dedico mi vida a construirlos y difundir sus maravillosas cualidades que permiten meditar creando, improvisadamente, nuestras propias melodías desde el chakra corazón. Esto tiene unas ventajas muy grandes para nuestra salud. Permaneciendo en estado saludable y de bienestar podremos encontrarnos a nosotros mismos.

Nuestro subconsciente está lleno de programas de carácter negativo, Que nos han impuesto en nuestra infancia y adolescencia y luego a través de nuestra vida adulta nosotros mismos nos programamos automáticamente. Difícilmente podemos conseguir algo sin crear malestar en nosotros y nuestro alrededor. Estas creencias están instaladas muy profundamente y se alimentan de las palabras que decimos, escuchamos y pensamos. También de infinidad de símbolos que recibimos constantemente de los medios de comunicación. Pero principalmente por la energía que recogen nuestro sistema de chakras.

He encontrado la manera perfecta para cortar definitivamente con esta programación de creencias que nos alejan de nuestra verdadera esencia, que es el bienestar. Es la Meditación Melódica.

Meditación, porque es la forma como podemos entrar a nuestro subconsciente nosotros mismos para implantar allí semillas de lo que queremos y necesitamos cambiar, sin utilizar sustancias psicotrópicas, inducciones hipnóticas o terapias energéticas que nos hagan otras personas. Estas situaciones además de ser paliativas nos impiden expresar nuestra voluntad y control. Pero este cambio solo se produce, si en el proceso no utilizamos la palabra ya sea pronunciada o mental. Es por esto que es tan importante la melodía que producimos desde el chakra corazón ya que estará llena del sentir más positivo y de esta forma nos llevará a visualizar perfectamente y sin palabras la escena que buscamos construir para nosotros.

La Meditación Melódica también nos entrena a enfocar nuestra energía ondulatoria hacia lo que nos es más favorable para nosotros y nuestro entorno. Armoniza el desequilibrio del dar y el recibir que tenemos con la música, ya que la proporción de música que recibimos es mayor a la que damos. Así tarareemos, cantemos o silbemos, generalmente estamos imitando músicas de otros, no la nuestra, no estamos aportando algo nuevo.

La práctica de la Meditación Melódica   nos permite expresar por nuestros propios medios, sin presiones externas, nuestra cualidad y esencia realmente humana: La Bondad.

Más información acerca de la Meditación Melódica

Dejar un comentario