LA ESCALA PENTATONICA



El poder universal de la escala pentatónica

La escala Pentatónica es la escala musical de cinco notas, está presente en la música de todas las etnias originales del planeta. Es considerada por los músicos como la base estructural para la composición musical y hace parte de una gran cantidad de obras musicales que van desde el género clásico al rock. De la música nativa norteamericana y andina, a la china y japonesa. Del africa a Hawai.

Si tuviésemos que definir la escala pentatónica diríamos que es una escala de cinco notas, cinco sonidos distintos contenidos en la distancia entre la tónica y su octava.

La escala pentatónica es muy adecuada para la improvisación.

Por alguna razón, tenemos programada en nuestra mente la escala pentatónica. Es decir, con un par de notas somos capaces de completar toda la escala, incluso sin ser músicos o tener nociones de música. De hecho, los instrumentos musicales más antiguos son flautas neardenthales en hueso cuyos orificios encajan perfectamente en la escala pentatónica. Han sido encontradas en cuevas de Alemania y datadas en 40.000 años de antigüedad.

Podemos encontrar escalas pentatónicas en pasajes de la música de Maurice Ravel o Claude Debussy, en los solos de Jimi Hendrix, en las frases de Jaco Pastorius y en la mayor parte de los solos del Heavy Metal.

Estas escalas están presentes en todas las culturas y prácticas musicales del mundo. Así pues, encontramos pentatónicas en un gran número de canciones infantiles, en la música tradicional de países con raíces celtas, en la música de África occidental, en la tradición musical afrocaribeña, en gran cantidad de melodías tradicionales de los países de la cordillera de los Andes, en la música Nativa y folclórica de Estados Unidos, en la música tradicional de Grecia, en la música del sur de Albania, en las tierras altas de los montes Tatras al sur de Polonia, en la música tradicional húngara, en el canto joik de los lapones, en melodías de Corea, Japón, China y Vietnam. La afinación de instrumentos como el Krar de Etiopía y la orquesta gamelán de Indonesia se hacen conforme a esta escala.

Además, se encuentra en las melodías espirituales afroamericanos, en la música gospel, el jazz, el blues y el rock. La música clásica occidental tampoco es ajena a esta escala, que se puede apreciar en las obras de compositores como Chopin, Debussy, Ravel y Bartók.

La escala pentatónica desempeña un papel significativo en la educación musical, sobre todo en las metodologías pedagógicas basadas en los trabajos de Orff, Kodály y Waldorf.

La gente sabe por instinto los patrones de sonido de la escala pentatónica y misteriosamente a todos nos atre. ¿Hay un nivel básico de conocimientos musicales en todos nosotros, a la espera de ser explotado? ¿la escala pentatónica, tan común en la música es más poderosa de lo que pensamos?

Bobby McFerrin -uno de los más grandes músicos vivos- participó en el World Science Festival de 2009, en una charla llamada “Notes & Neurons: In Search of the Common Chorus”. McFerrin demostró, en esta conferencia sobre ciencia neurológica, cómo la escala pentatónica (las notas más básicas y elementales de la música), conectan las mentes de las personas de forma natural e instintiva, como si las lleváramos implantadas en el ADN.

Quizá sea así, lo que es evidente es que Bobby McFerrin hace que sea fácil.

 

La misteriosa escala pentatónica que, de alguna manera, parece estar “instalada por defecto” en nuestra mente como la escala sonora original de fábrica, también está presente en los cantos de las aves y mamíferos acuáticos. Puedo asegurar, sin lugar a dudas, que esta escala mágica es la clave para conectarnos con eso que se ha llamado “inconsciente colectivo” , patrimonio de la humanidad. Yo la defino como nuestro lenguaje original, ya que la melodía por sí misma es capaz de transmitir todo tipo de emociones y sentires, sin tener que mezclarla con ninguna palabra de ningún idioma. Tal vez sea la mejor forma de comunicación entre especies.

Escucharla o interpretarla nos sitúa instantáneamente en un estado tranquilo y muy placentero que percibimos como algo totalmente saludable. La base de La Meditación Melódica precisamente la escala pentatónica.

La Flauta nativa norteamericana o flauta de amor es un instrumento musical ancestral cuyo extraordinario diseño permite, muy fácilmente, la interpretación de la mágica escala natural pentatónica. Cualquier persona con movilidad normal en sus manos puede aprender en 5 minutos a crear melodías que, con toda seguridad, nacerán en un lugar diferente de su cerebro y serán eco de lo más remoto en nuestra especie.

Daniel Bernardo Gutiérrez Rojas (LeinaD)

 

La mágia de Flauta Nativa Norteamericana y la escala pentatónica.


 

Cómo funciona la melodía.

Capítulo de la serie documental “How Music Works”, emitida en 2006 por Channel4 y presentado por Howard Goodall.
Donde se explica el maravilloso poder de la escala pentatónica en la melódia.